Rosa Aguilar, premiada con el Premio Albero por su apoyo a la Tauromaquia en Córdoba.

Hace unos días me enteré por la prensa que la que fuera alcaldesa de Córdoba y hoy diputada socialista en las Cortes fue galardonada por la asociación Casa del Toreo en Córdoba con el Premio Albero.

Los amantes de la Fiesta Nacional tienen que estar agradecidos a la diputada Rosa Aguilar pues como alcaldesa otorgó numerosas subvenciones y patrocinios a los Toros en Córdoba. El actual alcalde también se está portando igual o mejor con la Tauromaquia pues incluso en estos tiempos de crisis sigue financiando probablemente con más dinero que antes lo hiciera Doña Rosa la FIESTA.

La extracción de recursos públicos por parte de las élites políticas destinadas a financiar de manera discrecional ciertas actividades es uno de los fenómenos destacados por el economista James A. Robinsos en el libro “Por qué fracasan los países.”

Nunca vi una convocatoria pública en tiempos de Rosa Aguilar donde las empresas taurinas solicitaran subvenciones públicas en igualdad de condiciones con otras entidades.

Los defensores de la Lidia argumentan la bondad de la Fiesta diciendo que es una actividad cultural pues entonces deberían presentarse a las convocatorias públicas de ayudas culturales en vez de recibir las subvenciones directamente de los políticos.

Aquí vemos a Rosa Aguilar con destacados taurinos como Carmen Calvo o Francisco Camps.

En tiempos de Rosa Aguilar me fue imposible saber cuanto dinero destinaba a la promoción de la Tauromaquia y eso que mandé numerosos escritos al Consistorio. Cuando llegó Nieto hubo más transparencia y me enteré por la prensa que ellos seguían con similares cantidades:

El Partido Popular se va a gastar 17.000 euros en comprar entradas y ahora viene lo gordo de la subvención, va a pagar también 244.000 euros de alquiler de la plaza de toros de propiedad privada por si en alguna ocasión tiene que usar la plaza de toros, no está mal 40 millones de pesetas por si un casual en tiempos de recorte.

Anuncios