Por fin esta mañana la Directora General de la DGT, María Seguí, ha realizado su comparecencia en la Comisión de Seguridad Vial del Congreso de los Diputados

Ante dicha comisión la directora ha explicado y defendido el reglamento que ha redactado, manifestando que en él se recogen viejas reivindicaciones de los grupos ciclistas y que se han tenido en cuenta sus peticiones. Por otro lado, ha defendido la “promoción” del casco ciclista (no ha llegado a decir en ningún momento obligación), asegurando que este es un debate que hay en muchos países y que está abierto.

Como sus propios datos de la DGT no le sirven, ha sacado, está por ver de dónde y cómo, los datos hospitalarios de víctimas del 2010, que según ella, revelan que más de tres mil setecientos personas han sufrido accidentes ciclistas, afirmando con énfasis que “la lesión más frecuente, fue un traumatismo cráneo encefálico”, para decir seguidamente “el 17% de ellos” sufrieron lesiones en la cabeza (ver aquí), produciendo de nuevo un confuso baile de cifras que la directora, una vez más, debería evitar.

María Segui comparece en el Congreso.

Los diputados realizaron diversas consideraciones y preguntas, pero la tónica general fue el rechazo a la obligatoriedad del casco que, curiosamente, la directora en ningún momento nombró como tal.

Sobre las preguntas, que fueron muchas, respondió sólo a algunas de ellas, pues el tiempo era limitado. A las alusiones que recibió sobre la posible inconstitucionalidad de redactar un reglamento presuponiendo un posterior cambio de ley no respondió. Tampoco al articulado que pretende regular el uso de la vía pública, lo que parece una clara extralimitación del reglamento.

De la posición de la vía en la calzada, aspecto muy bien enfocado por el grupo socialista, no hizo referencia en el turno de respuestas, aspecto que también nos preocupa, pues si con el casco se transmite que la bici es peligrosa, con la preferencia de circular por la parte derecha del carril se la señala como un estorbo y se limita su seguridad.

PP, PSOE, CiU, Izquierda Plural, UPyD hicieron alusión a la constructiva labor de ConBici, lo que también agradecemos. La Directora también tuvo palabras para la coordinadora, mencionando la presencia en la sala de su representante, para decir que no decimos la verdad cuando afirmamos que no son atendidas nuestras demandas. Al no disponer de posibilidad pública de réplica, Manuel Martín, Director Técnico de ConBici, lo hizo después en privado para intentar nuevamente una aproximación de posturas y aclarar que cuando la coordinadora se queja de esa falta de diálogo, lo hace porque, cuando una sóla vez nos reunimos con ella, todavía no disponíamos del texto completo de la reforma, lo que invalidó casi cualquier posibilidad de debate.

Por otra parte, Martín le pidió que publique en la web de la DGT los estudios y cifras a los que alude con sus respectivas fuentes, al igual que hace ConBici con estudios nacionales e internacionales en su propia web.

VALORACIÓN:

La directora parece que empieza a valorar que tanta oposición es demasiado evidente para insistir en la obligatoriedad y aunque no la negó, tampoco la mencionó, proponiendo a cambio una ponencia especial de expertos para tratar específicamente el tema. Llegó a decir que si políticamente se decidía otra cosa, ella no sería la responsable de las consecuencias, pues lo había intentado.

Este exceso de responsabilidad personal que pretende atribuirse nos parece fuera de lugar, pues para ella también deben contar los estudios y opiniones del resto de entidades como ayuntamientos, federaciones, asociaciones de usuarios, empresarios, partidos políticos, epidemiólogos, etc., para intentar los posibles y deseables consensos en materias de Seguridad Vial.

Recibimos con expectación su propuesta de Ponencia específica de Seguridad Vial para tratar el tema del casco y de esa Ponencia, en el ámbito parlamentario nos gustaría:
– Que se transforme en un debate acerca de la promoción de la bicicleta, y que el debate del casco obligatorio a (o no) se enmarque en ese otro debate mas amplio, según el precedente del Parlamento Británico.
– Que no se hurte el debate parlamentario, y por tanto que se no se apruebe la reforma del reglamento antes que la anunciada reforma de la Ley
– Un proceso amplio y transparente de información y participación ciudadana antes de iniciar el trámite parlamentario de la reforma de la Ley de Seguridad Vial.

Anuncios