Me llega este comunicado de prensa de Ecologistas en Acción Córdoba sobre la participación por primera vez de una mujer como jurado en el Premio Manolete. Un comunicado muy interesante pero que probablemente no se publicará en este ambiente colmatado de tauromaquia que sufrimos en mayo en Córdoba como ya recojo en otra entrada.

Supongo que este evento también se sufragará de mis impuestos por lo que comenta un miembro del jurado.

Un mayor protagonismo de mujeres en el mundo de la Tauromaquia no es igualdad, es aumentar la violencia.

“Una mujer preside por primera vez el jurado del trofeo Manolete” es el titular de una noticia aparecida el jueves 23 de mayo en el Diario Córdoba en su edición digital. En el cuerpo de la noticia se habla de “reivindicar el papel de la mujer en el mundo de los toros” y de la existencia de toreras, ganaderas, empresarias y más papeles que tienen lugar en el mundo de la Tauromaquia y que están ocupados también por mujeres.

Ecologistas en Acción es una organización donde el feminismo tiene un espacio muy importante, trabajado especialmente desde el Ecofeminismo, por lo que esta organización reivindica, apoya y persigue una sociedad donde mujeres y hombres seamos consideradas y considerados desde la horizontalidad, sin jerarquías. Hacemos continuos trabajos de reflexión y transformación internas y externas.

Sin embargo, no consideramos que aumentar el protagonismo de las mujeres en espacios de violencia y falta de respeto hacia otras formas de vida sea el camino hacia la igualdad.

Rechazamos profundamente la violencia y rechazamos profundamente las actitudes y actividades que someten a un animal al sufrimiento y la agonía, más aún cuando son para disfrutar. Esto es sadismo, no una fiesta.

La violencia es una característica de un sistema patriarcal y capitalista, por lo que acceder a espacios donde ésta se ejerza no es un hecho que deba fomentarse. Más bien habría que erradicar por completo estas prácticas, ya sean ejercidas por unas personas u otras.

No es igualdad de oportunidades que una mujer pueda formar parte de una tradición violenta e irrespetuosa desde su origen. El toro, el animal, no cuenta con ninguna oportunidad que le coloque en igualdad con el ser humano cuando es encerrado en un ruedo y sometido a ataques que van minando sus fuerzas y su vida hasta que, al fin, su sufrimiento termina al morir.

Ecologistas en Acción de Córdoba aboga por una igualdad que no comprometa la integridad de personas y animales. Trabajamos y apoyamos un feminismo que esté en armonía con el medio natural. El Ecofeminismo, una corriente que cada vez más mujeres y hombres difunden, une los valores del feminismo con los del ecologismo.

El ecofeminismo habla del cuidado de la vida y la vida incluye a las personas y al resto de seres vivos no humanos. El ecofeminismo es una línea teórica y práctica apoyada y trabajada por mujeres y hombres que respetan su entorno natural, así como las habilidades y capacidades de todas las personas sin importar su sexo biológico.

Ya han dado comienzo las famosas corridas de toros de mayo en Córdoba. Como cada año, Ecologistas en Acción rechaza la realización de esta tortura animal, y este año además denuncia que se pretenda hacer un lavado de cara incluyendo el papel de la mujer a través de haber nombrado por primera vez a una mujer como presidenta del jurado del trofeo Manolete.

Es una tradición sangrienta y violenta y no lo será menos porque esté apoyada por mujeres.

La igualdad no pasa por que todas y todos seamos más violentos, sino porque todos y todas abandonemos la violencia como modo de entretenimiento.

Jurado Premio Manolete. Foto Diario Córdoba.

Anuncios