Zona 30 en Vitoria.

Hoy vienen datos sobre la siniestralidad vial en Diario Córdoba:

El caso es que la ciudad de Córdoba casi duplica la media española de accidentes con víctimas por cada cien mil habitantes en zonas urbanas. Según se supo en enero, en el 2009 esta media era de 102, mientras que en el 2011 la cifra subió a 203. La DGT y el Ayuntamiento afirman que en ese año se registraron 668 accidentes con heridos y tres fallecidos.

Las avenidas del Brillante, Cádiz y América son las más peligrosas. En el informe figura que el 84% de los accidentes con víctimas de los últimos años se produjo en rectas, y que los turismos suponen el 48% de los vehículos implicados mientras que las motos son el 42%. Son números que ni de lejos reflejan el dolor por la pérdida de una vida humana.

Anteriormente en enero del 2013 en Cordopolis salieron estos datos:

Los accidentes mortales en las carreteras cordobesas han vuelto a aumentar tras seis años de descensos continuos. Según ha explicado esta mañana el jefe provincial de Tráfico en Córdoba, José Antonio Ríos Rosas, 2012 cerró con un balance de 33 fallecidos frente a los 23 registrados en el año anterior. Ríos Rosas explicó que el año pasado se registraron cuatro accidentes con víctimas mortales más que en 2011, pero que el número de víctimas en un mismo siniestro fue mayor que entonces. De hecho, uno de los accidentes que dispararon las estadísticas a final de año fue el de Montalbán. El 16 de diciembre murieron cuatro personas, dos menores de edad, en el choque de un coche y un camión.

En los últimos seis años, la tasa de siniestralidad en las carreteras cordobesas había caído un 40%, según el balance de Tráfico. “Este año se ha producido un punto de inflexión”, dijo Ríos Rosas, que sostuvo que en tráfico ha sido un buen año a nivel nacional pero no el Córdoba. Hoy, la Dirección General de Tráfico ha presentado un balance a nivel nacional con datos provincializados que reflejan que Córdoba es uno de los lugares donde más accidentes de tráfico se registran. En el balance, se destaca que Córdoba con una población casi siete veces menor tiene la mitad de accidentes mortales que una comunidad autónoma tan grande como Madrid, que cerró 2012 con 62 fallecidos en sus carreteras.

Además, en el conjunto de Andalucía la siniestralidad también desciende de una forma importante, una caída del 13%, según los datos de la DGT. Córdoba es, también, la segunda provincia andaluza con más muertos en sus carreteras, sólo superada por Sevilla con una víctima más (cerró 2012 con 34 fallecidos).

En la capital, el 62 por ciento de los accidentes con víctimas de los últimos tres años se ha producido en tramo, de ellos el 84 por ciento en recta. Los accidentes se localizan fundamentalmente en las vías primarias e interurbanas, de acuerdo con la jerarquización vial establecida en la ciudad. Además, del total de accidentes, los atropellos suponen el 14 por ciento y han producido 107 víctimas peatones, de hecho de los tres muertos registrados en 2011 en la capital, los tres fueron víctimas de atropellos. Esto ha llevado a la concejal de Movilidad, Ana Tamayo, a decir que “creíamos que Córdoba era más segura de lo que es”. “Tenemos que prestar más atención a este problema”, dijo.

Esta mañana, Tamayo ha acudido a la Subdelegación del Gobierno en Córdoba para reunirse con su titular, Juan José Primo Jurado, y el jefe provincial de Tráfico, con el objetivo de establecer una estrategia común con la que abordar la siniestralidad en las calles y carreteras de la ciudad. Tamayo avanzó que una de las estrategias del Consistorio es la de aumentar el número de vías calificadas como zonas 30, en la que no se puede superar esa velocidad.

Anuncios