Caballero Bonald un defensor de la Tauromaquia.

Yo a Caballero Bonald, el reciente premio Cervantes, no le perdono la defensa que hizo en ABC de la Tauromaquia con la argumentación tan pobre de que no hay que PROHIBIR cosas.

Eran los tiempos en que se debatía en el Parlamento Catalán la eliminación de las Corridas de Toros. Pues nada.. que no se prohíba nada… Volvemos a la Edad de Piedra, y que ¡¡ sálvese el que pueda !!. Yo detesto el hacer sufrir a un animal por tradición, cultura o espectáculo. Tremendo error desde Descartes.

No queremos hombres del pasado ni personajes caducos y decadentes. Queremos la ética del siglo XXI que incluye un mejor trato a los animales. Ya lo dijo el premio Nobel de literatura José Saramago “quien se divierte viendo la tortura de un animal no debe ser llamado persona sino monstruo”.

Dicen algunos, entre los que se encuentran el Sr. Caballero Bonald, que también son “necesarias” esas “tradiciones” para que los “artistas” puedan seguir teniendo a su disposición las dantescas y brutales escenas taurinas en las que poder inspirarse. Del mismo modo, imagino que este Sr. estaría dispuesto a seguir manteniendo las terribles torturas representadas tanto en pintura como escultura; crucifixiones, representaciones de herejes quemados en la hoguera, ejecuciones y otras, muy representadas todas en los cuadros barrocos…

Por otro lado, el Sr. Caballero Bonald debería saber que la cuestión de los derechos de los animales no es “muy compleja” ni “resbaladiza”. Se trata de una cuestión moral y ética que está íntimamente unida con el concepto de “dignidad humana” y decencia.

Anuncios