Para EQUO no está justificado el interés público de ese proyecto que pone en riesgo el patrimonio arqueológico de la ciudad y promueve aún más el uso del coche particular.

El coportavoz de EQUO en Córdoba, Diego Rodríguez, ha presentado esta semana en nombre de dicha organización política un amplio pliego de alegaciones contra la modificación del Plan General de Ordenación Urbana de Córdoba (puedes consultar el texto de la Innovación aquí) que pretende introducir un nuevo artículo en las normas urbanísticas en virtud del cual podría venderse el subsuelo público para construir aparcamientos.

En concreto, el gobierno municipal pretende que, a partir de los 1,3 metros por debajo del suelo de vías públicas, plazas y parques de la ciudad pueda desafectarse el carácter público del subsuelo para su venta a empresas y particulares con destino a aparcamientos privados.

El coportavoz de EQUO en Córdoba, Diego Rodríguez, ha presentado un amplio pliego de alegaciones contra la privatización del subsuelo público.

EQUO considera que este proyecto vulnera la normativa de ordenación urbana y la jurisprudencia que obligan a justificar específicamente la necesidad e interés público de las actuaciones privatizadoras para cada parcela concreta de terreno.

En cambio, el proyecto que tramita la Gerencia Municipal de Urbanismo tiene un carácter genérico e inespecífico, sin mencionar espacios concretos ni explicar las mejoras que esta modificación conllevaría para el bienestar de la población o el cumplimiento de fines de interés general.

Según ha manifestado Diego Rodríguez “el sistema de concesión por periodo máximo de 75 años manteniendo la propiedad municipal del subsuelo ha venido funcionando sin problemas en aparcamientos como el de la Avenida de Barcelona o la Avenida del Aeropuerto, cuyas plazas de uso privado están todas vendidas.

Si VIMCORSA ha tenido problemas para ejecutar otros proyectos como el del antiguo cine Andalucía no ha sido por el régimen de propiedad del subsuelo sino por no encontrar las vías de financiación adecuada. No se sostiene el argumento de que las plazas de aparcamiento en propiedad serán más atractivas para los posibles compradores”.

En todo caso, este intento del Ayuntamiento de Córdoba de extender por la ciudad una red de aparcamientos privados subterráneos no contribuirá en absoluto a mejorar la movilidad y a reducir el tráfico sino que, por el contrario, supone apostar por el fomento del coche particular en detrimento del transporte público y otras formas de movilidad más sostenibles.

Por otra parte, EQUO estima que la preservación del patrimonio arqueológico que la ciudad de Córdoba contiene en su subsuelo podría verse comprometida si la propiedad del mismo pasa a manos privadas

El pliego de alegaciones presentado por EQUO concluye que la enajenación del subsuelo público no puede convertirse en un simple instrumento para la financiación de la Hacienda Municipal en detrimento del interés general de la ciudad, por lo que ha solicitado la retirada de este proyecto urbanístico y un proceso participativo de debate ciudadano en el que se analicen con información y tiempo suficientes las ventajas e inconvenientes de la privatización de subsuelo y construcción de nuevos aparcamientos en zonas concretas de la ciudad de Córdoba.

Para más información:

Diego Rodríguez Villegas

Coportavoz EQUO Córdoba.

Tfno.: 679598865.

Unos días después de acabar el plazo para presentar alegaciones El Día habla de esta modificación del PGOU:

Está en proceso también la posibilidad de privatizar el subsuelo de espacios públicos para la creación de estacionamientos que, hasta el momento, sólo se podían adjudicar en régimen de concesión siguiendo el ejemplo de ciudades como Granada.

Anuncios