Llueven cenizas.

Esta viñeta se podría sumar a nuestras reivindicaciones contra la Incineración en COSMOS.

Me impresiona leer en El País que van a importar a la isla para la mega-incineradora de Mallorca 100.000 toneladas el primer año y el doble en adelante. Por lo visto esta instalación contaminante está sobredimensionada y únicamente cuenta con suficientes residuos durante la temporada de verano.

“Se pone en riesgo la salud pública”, aseguran los ecologistas del GOB (Grupo de Ornitología de Baleares) que han reactivado su campaña pública y en la red de rechazo frontal a la importación. El Gobierno afirma que la operación servirá para no incrementar la tasa de incineración que se cobra finalmente a los ciudadanos.

Anuncios