La cementera de COSMOS vista desde el Distrito Norte de Córdoba.

La cementera de COSMOS vista desde el Distrito Norte de Córdoba.

Fuente Diario El Día 10 de abril del 2012.

La plataforma ciudadana contra la incineración de residuos en la antigua Asland acordó ayer solicitar una reunión con los directivos de Cosmos para hacerles un llamamiento al “compromiso” y a la “claridad”, según avanzó ayer el presidente de la Federación de Vecinos Al Zahara, José Rojas.

El colectivo se reunió para analizar su actividad en los últimos meses y plantificar el futuro. Rojas anunció que solicitará reuniones con los distintos partidos políticos con representación en el Ayuntamiento y han previsto un completo programa informativo para difundir entre los ciudadanos los efectos de la incineración de residuos. Habrá charlas, conferencias, mesas redondas y una exposición itinerante con recortes de prensa que recogerán todo lo que se ha publicado desde que Cosmos anunció su intención de quemar residuos. Los actos de protesta, por ahora, son “el último recurso” que baraja el colectivo ciudadano.

Con la reunión de ayer, la plataforma da por concluida una primera fase de recogida de información básica en las administraciones con competencia directa en la autorización de la actividad.

El 19 de marzo, el colectivo mantuvo una reunión con el delegado de Medio Ambiente, Juan José Expósito, a quien le expusieron su oposición tajante al proyecto y solicitaron a la Junta un nuevo estudio de impacto ambiental, la instalación de una estación de medida de la calidad del aire en el entorno o tener acceso a los datos de emisiones de la cementera que obran en poder de la Delegación. También reclamaron la elaboración de un mapa epidemiológico sobre el impacto sanitario de las emisiones.

Según informó la plataforma, Expósito se comprometió a estudiar las diferentes propuestas, incluida la instalación de la estación de medición, y recordó que el Ayuntamiento podría haber tomado postura en contra de la incineración cuando la Autorización Ambiental Integrada salió a exposición pública en febrero de 2006. En aquella fecha, la Delegación solicitó un informe al Ayuntamiento de Córdoba, sin obtener sin embargo respuesta alguna.

La Consejería de Medio Ambiente autoriza a Cosmos a incinerar residuos plásticos agrícolas, neumáticos fuera de uso, lodos de tratamiento de aguas fecales y residuos municipales mezclados.

La empresa puede utilizar esta fuente de energía en un 30% -según consta en la resolución de la Junta- “por criterios estrictos de diseño y estabilidad del horno y del proceso, al objeto de asegurar la calidad del producto final”.

La plataforma está constituida por asociaciones de madres y padres de colegios, el Consejo de Movimiento Ciudadano, Córdoba Solidaria, Ecologistas en Acción, Greenpeace, la Federación de Asociaciones Vecinales Al Zahara, Izquierda Unida, el Partido Andalucista o Equo.

“La Junta y el Ayuntamiento coinciden en que si la empresa cumple los requisitos tienen que dar la licencia”, resumió el portavoz de Ecologistas en Acción, Juan Escribano, quien criticó que la única declaración de impacto ambiental existente data de 2007. “La empresa no está dando los pasos necesarios para adaptarse y no hay consenso social”, insistió Escribano, quien confió en que una oposición fuerte logre postergar el cambio de actividad de Cosmos a 2013.

Anuncios