La formación ecosocial EQUO desea expresar su más absoluto rechazo a la pretensión del PP y de UCOR de impulsar desde Córdoba la declaración de Patrimonio Cultural Inmaterial de la Humanidad para los toros.

El coportavoz de EQUO Córdoba, José Larios, ha declarado que “éticamente, en pleno siglo XXI resulta insostenible afirmar que la tortura, el sufrimiento psíquico y físico de un animal que termina con una muerte agónica sea parte de nuestra identidad cultural”.

En la exposición de motivos de la moción que mañana llevarán conjuntamente al Pleno del Ayuntamiento de Córdoba el PP y UCOR, se lanza la “discutible afirmación” de que la fiesta de los toros “ha tenido tradicionalmente una gran importancia social y cultural, quedando constatada desde el siglo XV hasta nuestros días”.

Larios ha recordado que en la actualidad “la mayoría de los ciudadanos de Córdoba no desean presenciar dichos espectáculos”, en vista de “las pocas corridas que se programan, apenas 7 al año”, y de la “escasa asistencia que registran”.

Esta realidad, ha remarcado el coportavoz de EQUO, ha comportado “importantes pérdidas económicas para las distintas empresas que han gestionado la plaza de toros de Los Califas en los últimos años”, a pesar de la rebaja de precios, el regalo de entradas y las subvenciones del Ayuntamiento.

Por todo ello, “estamos en condiciones de afirmar que, mayoritariamente, los ciudadanos y ciudadanas de Córdoba no se identifican con los toros y no desean que la ciudad y su cultura se asocien a este espectáculo brutal”, ha concluido Larios.

Para el coportavoz de EQUO, “la actuación por parte de un sector político de la ciudad para imponer los intereses de los escasos socios vinculados al Círculo Taurino de Córdoba refleja el poderoso lobby que hay detrás de la pervivencia de las corridas y espectáculos taurinos”.