Llevamos tiempo esperando una serie de decretos importantes como por ejemplo año y medio deseando que salga el nuevo reglamento de Tráfico que cuente con peatones y ciclistas.

Sin embargo, parece que hay otras prioridades para Zapatero como el promocionar la tortura de Toros pasándola a Cultura. Entre la reforma de pensiones, la Ley de Residuos, el Cerrojazo a las Renovables con retroactividad y el reciente decreto de traspaso de la Tauromaquia a Cultura están quedando fatal, fatal Zapatero, derechón total.

El Consejo de Ministros ha aprobado el pasado 29 de julio del 2011 un Real Decreto del Ministerio de Política Territorial y Administración Pública por el que las competencias en materia taurina pasan al Ministerio de Cultura, tal como habían acordado hace unos meses los dirigentes socialistas según recoge el periodico taurino El País.

Según explica el Gobierno, esta decisión se toma entendiendo la “tauromaquia como una disciplina artística y un producto cultural”.

Con este cambio, el mismo Ministerio responsable de la verdadera cultura, como la música, el arte, la pintura, el cine o la literatura; se ocupará de las cuestiones relacionadas con la promoción y fomento de la tauromaquia, los estudios, estadísticas y análisis sobre la materia y también el registro de profesionales del sector.

Ante esto quiero manifestar mi absoluto rechazo a esta decisión y lamento profundamente que el gobierno de Zapatero  haya atendido las demandas de las asociaciones de profesionales del sector taurino y, sin embargo, no se haya siquiera valorado la opinión del sentir mayoritario de la sociedad, que rechaza esta tradición deleznable tal como demuestran diversos estudios y las propias estadísticas del Ministerio.

Seguiremos trabajando para combatir todas las formas de maltrato animal y rechazaremos absolutamente cualquier consideración cultural sobre la tortura, el maltrato y el asesinato de animales.