Publicidad Taurina atada a una farola delante del Ayuntamiento de Córdoba.

La Ordenanza Municipal de Publicidad Exterior de Córdoba en su Capítulo III artículo 11.1 prohíbe la fijación de publicidad en el mobiliario urbano. Con la publicidad de la Tauromaquia se hace la vista gorda siempre, incluso la ponen atada a una farola en la puerta principal del Consistorio en la calle Capitulares.

Está toda Córdoba llena de publicidad taurina y de circos crueles atada al mobiliario urbano. Llamé como particular a la Gerencia de Urbanismo comentando que yo pertenecía a una asociación y quería anunciarme atando mi publicidad al mobiliario urbano, le pregunté al funcionario que cual era la tarifa para anunciarse pues debía ser muy barata ya que estaba toda Córdoba llena de publicidad de la Plaza de Toros.

Cual fue mi sorpresa cuando el funcionario me dijo que este tipo de publicidad que colmataba Córdoba en ese momento estaba totalmente prohibida por la ordenanza competente.