En el año 2002 el ayuntamiento de Priego compra la plaza de toros porque estaba en ruinas, averigua cuanto dinero dilapidó en semejante inversión.

Sin embargo, hubo que esperar a 2008 para que la intervención en Las Canteras recibiera un impulso definitivo, cuando la Junta de Andalucía concedió una subvención, de carácter excepcional, de 600.000 euros, lo que significaba el 65% del coste. Por aquel entonces, el PSOE volvía a la Alcaldía tras el pacto PA-PP.

O sea que por lo menos las administraciones públicas se han gastado un millón de euros de mis impuestos en arreglar una plaza para torturar animales en vez de dedicarlos a salud o a educación. Y el próximo domingo 20 de marzo se inaugura tras enterrar un montón de dinero.

Fuente: Acorazado ABC

About these ads