Corrida Cáncer 2011.

Ecologistas en Acción ha mandado un comunicado rechazando la organización de una corrida de toros para recoger fondos, lo han publicado muy resumido en el Diario Córdoba y más extenso en el periódico El Día. El texto completo es el siguiente:

Un año más la AECC organiza una corrida de toros para obtener fondos para sus labor de lucha frente al cáncer. Desde Ecologistas en Acción se apoya la labor que realiza pero se rechaza la utilización de un espectáculo de tortura de animales como medio de financiación. Del mismo modo se pide a las administraciones que no dediquen dinero público a la compra de entradas para estos actos. Pensamos que hay otras formas de contribuir y apoyar a estas organizaciones.

El próximo 26 de Marzo la Asociación contra el Cáncer va a organizar una corrida de toros, como es habitual desde hace años, con el fin de obtener fondos para dicha asociación. El ser humano, que es un “animal de costumbres”, en este caso sigue siéndolo, volviendo a celebrar esta fiesta año tras año, lo cual no quiere decir que sea digno de alabanza; hay costumbres que matan y, nunca mejor dicho, esta es una de ellas.

Suponemos que con dichos fondos económicos se trata, en última instancia, de disminuir el sufrimiento a personas con unas enfermedades que tanto lo causan, así como dar más vida a tales afectados: les deseamos un gran éxito en alcanzar todo esto, pero nos parece un tanto cínico que para tal fin se organice una “fiesta” que, ironías de la vida, produce un gran sufrimiento, hasta llegar a la muerte, a varios animales (los animales también sufren, aunque se llamen toros). 

Una “fiesta” propia de seres crueles y poco sensibles, propia de una civilización nada evolucionada, no deberían celebrarla personas que han sufrido la crueldad de estas enfermedades y han aprendido a ser más sensibles ante la vida.

La Asociación contra el Cáncer está formada en gran parte por personas que superaron o están superando esta situación de dolor; acuérdense, al ver imágenes de toros lidiados,  que esos toros también están sufriendo sin razón, sin más razón que una  diversión humana sin escrúpulos frente al padecimiento de otros seres vivos.

Afortunadamente, la sociedad va entendiendo cada vez más que el respeto a la Naturaleza incluye a sus seres vivos y por ello la “fiesta” de los toros pierde cada día adeptos y gana enemigos; no colaboren en  mantener una  celebración que debería  desaparecer de la faz de la Tierra lo antes posible.

Hay mil maneras de conseguir fondos para una causa tan noble sin tener que recurrir a medios tan innobles.

Anuncios