Esta noticia abría la edición del País Andalucía del domingo 23 de enero del 2011 ocupando la totalidad de la primera página impar de este suplemento.

Titular: “Masiva manifestación contra el decreto del sector público andaluz”

En el texto incluía esta información sobre el número de asistentes.

“Los organizadores estimaron la asistencia en unas 50.000 personas, una cifra muy exagerada, pero que ni la Policía Local de Sevilla ni la Subdelegación del Gobierno quisieron desmentir al negarse a facilitar datos oficiales. Fuentes del Cuerpo Nacional de Policía contabilizaron a unos 10.000 asistentes.”

Mis Conclusiones:

El periodismo cuando quiere aparentar pluralidad, sigue sin explicarnos la realidad, en este caso el número de manifestantes.

Sucede en muchas ocasiones porque no se investiga la verdad, ni se considera importante hacerlo.

¿Cómo puede darse una noticia como portada de Andalucía y no haber previsto por la edición de Andalucía una evaluación por los reporteros del número aproximado de manifestantes como hacía por ejemplo el diario El País en las manifestaciones contra la guerra de Irak?

El modelo actual de información cree que recoger todos los elementos de una noticia consiste en presentar las diferentes versiones interesadas.

Pero el periodismo nació para que nos dijeran cual es realmente la cantidad de manifestantes y no unos números que oscilan en un intervalo del 500%, el periodismo no es para decirnos lo que transmite un manifestante y lo que dice un policía.

La obsesión por aparentar equidistancia pude dar lugar a iniciativas absurdas como la de la autora de la noticia Lourdes Lucio de presentar cifras de una disparidad desmesurada de las que cualquier científico se reiría.

Anuncios