Alumbrado navideño Córdoba.

Se lo digo a mis alumnos de energías renovables la mejor inversión es la que se hace en ahorrar energía y gastos. Por eso me sorprende un año más que el gasto en alumbrado ornamental  del Ayuntamiento de Córdoba sea tan enorme. En abril del 2010 se aprobaron más de 1 millón de euros para alumbrado de ferias y verbenas. Ahora el concejal Tejada habla de una aportación pública de 470.000 euros para el alumbrado navideño, lo que supone que gastamos casi 100.000 euros más que Sevilla que tiene el doble de población. Granada gasta un presupuesto de 180.000 euros en alumbrado navideño.

La dignidad de una Navidad, y más en tiempos de crisis que afectan aquí a miles de familias, no se puede hacer depender de la existencia de iluminación navideña” en algunas calles de Córdoba. Al Gobierno municipal, antes que la iluminación de Navidad, le debería preocupar  “mucho más” otros servicios públicos que, “a duras penas, tratamos de mantener”.

¿Qué cara de imbéciles se les pondrá a los técnicos municipales que hayan tenido que suspender programas que llevan desarrollando durante años por motivos de austeridad cuando vean el gasto en alumbrado?

Ejemplos no faltan en la gran biblioteca municipal de Lepanto no se cubren las bajas y han desaparecido contratos.

Todo ello, con el objetivo, inequívoco y declarado por los titulares de los ayuntamientos, de fomentar el consumismo.

Las luces navideñas de este año abundarán en el derroche energético. Hasta 30 millones de kWh se dilapidaron el año pasado  en España el equivalente al consumo de una ciudad de 100.000 habitantes durante un mes. Eso sí, para intentar salvar la cara de lo políticamente correcto, las lámparas que utilizarán los ayuntamientos son de bajo consumo.

La Alianza por el Clima, plataforma que agrupa a 16 colectivos sociales diferentes viene mostrando desde hace varios años su disconformidad con el derroche de recursos económicos y energéticos derivados de esta actividad.

La Alianza ha propuesto reiteradamente al Ayuntamiento de Córdoba la reducción del alumbrado tanto en cuantía económica como en gasto energético.

Anuncios