Al Colegio en Coche. Publicidad comercial.

Mientras existe cada vez más investigación sobre rutas seguras en bicicleta y andando al colegio  encontramos anuncios cuya iconografía y mensaje se basa en desplazar a los niños en coche al colegio.

Carta enviada por la Coordinadora ConBici al Servicio de Planificación del Observatorio Nacional de Seguridad Vial.

Terminada la campaña firmada por la DGT de la Semana Europea de la Movilidad, donde se omitió en una cuña de radio la bicicleta como vehículo alternativo cuando recomienda dejar el coche en casa a cambio de caminar o ir en transporte público, seguidamente emitió una nueva cuña. En ella, venía a decir:

“Un nuevo curso escolar empieza… otra vez madrugar, levantar a los niños… y llevarlos al colegio. Recuerda que el coche debe contar con una silla homologada para los más pequeños, el cinturón de seguridad y otros elementos de seguridad que debes utilizar…. etc, etc…”.

No es textual pero el concepto era ese. Refuerza la presunción de que los niños se les debe llevar al colegio en coche dándolo como algo totalmente aceptado y que no es preciso cambiar y que lo único que se debe hacer es utilizar mayores medidas de seguridad. Si quieren dirigir esa campaña de publicidad a ese mismo target que va en coche al colegio, al menos podían haber empezado:

“Es una buena costumbre que lleves a los niños al colegio caminando, en bicicleta o en transporte público, pero si los llevas en coche….” y resto igual.

Siguiente campaña y tercera consecutiva:

Recomienda ponerse el cinturón, ya que es obligatorio como todos sabemos pero a veces olvidamos. Pero el texto vuelve a traicionar el subconsciente del redactor publicitario y vuelve a dar por sentado que muchas veces vamos a lugares cercanos sin ponérnoslo y para ilustrarlo dice lamentándose una de las voces en una situación recreada: “… si sólo iba al colegio con el niño, que está muy cerca.. “. La situación ayuda una vez más a normalizar un hecho que debiera ser censurable… si vives cerca del colegio… ¡no se debería ir en coche!.

Sin embargo esa naturalidad en tratar conductas mejorables para luchar contra la contaminación, a favor de la salud y directamente mejorar el tráfico en las ciudades a las que tienden todas las políticas occidentales, los normalizan y no ayudan a desterrarlos, produciéndose así campañas como una reciente, pagada por el Ayuntamiento de Cartagena y en marcha desde el 15 de Septiembre… ¡¡¡¡¡”Al cole en coche”!!!!!

En ella, los contenidos no son lo que nos alarman, sino el desafortunado slogan, que es lo que más queda, por encima de los consejos de buenas prácticas para cuando se va en el coche. Por ejemplo pensamos que tan peligroso es ir dentro del coche sin cinturón al colegio como estacionar indebidamente en un paso de peatones, circunstancia por desgracia bastante frecuente frente a muchos colegios del país. Y casi con toda seguridad fallecen más peatones que ocupantes de coches en las ciudades. ¿Nos podrían confirmar este dato?

Lo deseable sería trabajar todos para cambiar estos hábitos, en vez de tolerar el amontonamiento de coches frente a las escuelas todos los días y educar a nuestros menores a la entrada y a la salida de sus aulas que también es natural estacionar “un momento” sobre los pasos de peatones en segunda y tercera fila obligando a los que llegan caminando o en bicicleta a bordear los coches que les impiden el paso. Menos mal que después va la policía local una vez durante el curso y les enseña seguridad vial…

En resumen, continuamente están marcando a fuego desde las instituciones que el coche es el medio natural de desplazamiento humano y el que no lo coge es que vive en otro planeta. Y eso tendremos que hacer si esto sigue así. Irnos a otro planeta.

Y la DGT, aunque sus competencias sean sobre la seguridad del tráfico, también conoce las consecuencias para la salud de las personas la contaminación del aire y acústica, por lo que no debiera promover o normalizar hábitos perniciosos para todos.
Una vez más ofrecemos nuestra colaboración para que desde un observatorio de la publicidad podamos entre todos evitar estos sutiles pero manifiestos errores.

Anuncios