Esta mañana (lunes 27 de septiembre), se quedó mucha gente en el andén de la estación de tren de Córdoba sin poder llegar a tiempo a su trabajo o sus clases, y los que logramos entrar fuimos como animales, sólo porque no se han habilitado un par de vagones más en los trenes.

No es posible que si la Universidad de Córdoba está apostando por una gestión sostenible y una RSC, se esté desmotivando a la comunidad universitaria para el uso de los transportes públicos, y se dificulte a los trabajadores/as de la UCO el poder cumplir con su horario de trabajo, y por tanto disminuir la calidad del servicio que prestan.

No sé a qué servicio universitario compete la negociación del servicio de transporte en tren, pero debería plantearse que este servicio es fundamental para mejorar la calidad de nuestra universidad, y debería prestársele más atención al cumplimiento que Renfe hace del contrato que tiene con la UCO, pues a menudo habilita trenes con puertas rotas, llega a veces con retraso y el año pasado hubo 2 paradas del tren de 20 minutos en medio del túnel por avería de la máquina.

Anuncios