31 agosto 2010


Acerca de la Ronda Norte de Córdoba.

Las grandes infraestructuras demandan mucha inversión en capital, mucha energía básica y mucho trabajo, a la vez que representan un fuerte impacto ambiental. Son obras que se realizan para décadas y condicionan la forma de vida de al menos dos generaciones, que querrán igualmente interpretar la ciudad, cuyo derecho es parte del ejercicio democrático.

Pensarse llenos de razón y de poderío, un grupo técnico de ingenieros o un grupo político en ejercicio de gobierno, e invertir condicionando tres o cuatro décadas, es más un acto de arrogancia que de democracia. Es lo que se ha llamado la tiranía de los expertos.

Las grandes infraestructuras del tráfico privado condicionan el paisaje urbano, las decisiones que se toman no se limitan al momento de una aprobación administrativa, sino a la forma de vida de mucha gente, durante mucho tiempo. Al ser la ciudad el hábitat principal de la gente, ésta debe estar presente en los debates y en las decisiones. Las ciudades necesitan unas opciones de transporte que combinen sistemas más ecológicos.

El transporte público debe ser más rápido con un buen servicio de conexión.


Jesús Vicens
(Habitar la Ciudad, editorial Miraguano, 2010)

Concentración Salvemos el Parque Cruz Conde, agosto 2010.

Interesante artículo en Diario Córdoba del profesor de Geografía Bartolome Valle titulado: “Parque cruz conde, solucion necesaria.”

También una buena aportación la del profesor de Derecho Octavio Salazar con el artículo titulado: “La casa de los cordobeses/as”

Extraigo algunas frases del artículo de Bartolomé:

“Especial rechazo me produce la pavimentación parcial del circuito. A ella se oponen los atletas y deportistas que lo frecuentan y a ellos me sumo para darles la razón, por entender que tal propósito supone la “domesticación” innecesaria de la pista, un despropósito que ellos consideran que afecta negativamente a la práctica del deporte.

Pero es más, en Córdoba desde hace algunos lustros venimos profesando el culto a la pavimentación de determinados espacios públicos, singularmente los jardines, lo cual es bien contrario a ese urbanismo sostenible que profesan algunos de nuestros regidores con tanto ahínco como inconsistencia. (más…)