Mani antitaurina en Córdoba.

Isabel García Pagan publica el titulado “El mejor amigo del Toro” en La Vanguardia de Barcelona.

“No se trata de la venganza catalana. El Partido Antitaurino ya logró 13.730 votos en las últimas elecciones catalanas. Su hoja de servicios puede incluir mañana el cumplimiento de su ideario. Algo de lo que muy pocos partidos pueden presumir. Y que se preparen los del PP, los antitaurinos ahora van a por Madrid. Más de 50.000 firmas les dan su oportunidad.”

Ignacio Escolar también firma un gran artículo en El Público: “La incoherencia taurina.”

El Diario El País del jueves 29 de julio manipula con un titular exageradamente taurino: “El toro catalán, al desolladero. La abolición de las corridas en Cataluña provoca una conmoción social y política en España.”

En este mismo artículo se glosa la labor de Anselmi: “Entre cámaras y besos, el portavoz de Prou! se llevaba las dos orejas y el rabo. Curtido como lobista en el Parlamento Europeo, y formado en marketing estratégico, admitía que lo mejor que le puede pasar a su causa es que acabe en el TC. “Son pasos que se podrán ahorrar en futuras iniciativas parecidas”, decía divertido. Y no descartaba ceder el conocimiento adquirido (“el 80% de nuestro trabajo no lo hemos utilizado”) para iniciativas similares en el resto de España. Los antitaurinos, con la primera victoria, avisaron: “Hoy empieza la cruzada de la abolición”.

El Diario El País continúa con un artículo titulado: Rabia en el mundo del toro donde mayoritariamente entrevistan a defensores de la tortura del toro en la tauromaquia: Alfonso Guerra, Salvador Távora, Luis Eduardo Aute, Eduardo Arroyo, Jaume Sisa, etc.

Entre los pocos antitaurinos entrevistados está Manuel Vicent:

“La sensibilidad moderna ya no es compatible con un espectáculo lúdico que fundamentalmente consiste en la tortura y muerte de un animal en medio de un jolgorio público. Aparte de esto, se trata de un festejo cruel pasado de moda y soberanamente aburrido. La fiesta nacional está más pasada que una carrera de sacos. Aunque no soy partidario de prohibir nada, me parece muy bien este descabello”.

También entrevistan a Felipe Benitez Reyes:

“No me parece bien ni mal. Si unos representantes parlamentarios así lo deciden, no pasa nada. No podemos negar que el toro sufre. Comprendo que a una parte cada vez mayor de la sociedad le resulte censurable”.

La información está tan ponderada hacia los taurinos que días más tarde se convierte en el tema central de la columna de la Defensora Milagros Pérez Oliva

Anuncios