Córdoba 2016.

Pongo aquí el comunicado remitido por Ecologistas en Acción sobre la compra de entradas de Tauromaquia por la Diputación de Córdoba y que ha quedado muy reducido en su publicación por Diario Córdoba.

“Hace unos días nos sorprendió la prensa con una noticia sobre la adquisición de 4990 entradas para espectáculos taurinos por parte de Diputación, un desembolso total de unos 25000 euros. En realidad no es tan sorprendente, en ocasiones anteriores ya se han visto subvencione y compras de entradas para levantar al sector taurino, y a pesar de que se afirma una y otra vez que sigue siendo rentable. Un año más Ecologistas en Acción de Córdoba quiere mostrar públicamente su postura de rechazo a las subvenciones públicas del mundo de la tauromaquia.

Si la gente no va a los toros y el sector está en crisis será por algo, quizá porque ya no hay tanto interés en estos crueles espectáculos y quizá también porque hay una crisis económica que hace que el público prescinda de lo menos importante. Las administraciones deberían tomar nota y, en este caso la Diputación Provincial de Córdoba, replantearse el destino de los fondos públicos antes de destinarlos a políticas de pan y circo. Estos fondos son el resultado de un esfuerzo contributivo de todas las ciudadanas y ciudadanos a través del marco impositivo del que nos hemos dotado, y que confían en la austeridad de quienes los gestionan en la administración.

Espectáculos como el toreo o los circos con animales no deberían estar sustentado de ninguna forma por las Administraciones Públicas, y no sólo porque gran parte de la ciudadanía se posiciona en contra del mismo, sino porque se muestra una imagen retrógrada de nuestra cultura y se inculcan en nuestros hijos e hijas unos valores de maltrato animal poco deseables.

Quien quiera toros que se lo costee de su bolsillo, y si se trata de un actividad empresarial deficitaria que se autorregule o que simplemente desaparezca como actividad. Taurotoro ya se está beneficiando de ayudas públicas como actividad supuestamente cultural no es necesario apoyar el negocio comprando entradas, aunque sea a precio de saldo, y jamás con dinero público. Hay muchas otras empresas con más puestos de trabajo que han ido a la quiebra y han recibido menos ayudas.

Afortunadamente, el mundo taurino va perdiendo apoyos y cada vez son más las personas que rechazan su sostenimiento. Cada vez son más las personas que reivindican otro tipo de cultura, sobre todo cuando se está postulando a la capitalidad cultural para Córdoba 2016 ya que el respeto hacia los seres vivos no humanos es también una demostración de cultura y riqueza en valores.

Desde Ecologistas en Acción queremos dejar clara nuestra más enérgica repulsa hacia el destino de fondos públicos para este tipo de eventos. Demandamos que se corte la asistencia económica a estas empresas por parte de las administraciones públicas y solicitamos que ni un sólo céntimo se dedique a fomentar este espectáculo de sufrimiento.”

Anuncios