Parece que tanto ciclistas como taxistas piden que el modelo de movilidad predominantemente en transporte público a la feria de mayo se siga manteniendo dado su buen funcionamiento. Sin embargo el Ayuntamiento oferta un aparcadero para coches de más de tres mil plazas al otro lado de la autovía. A continuación copio el comunicado de prensa emitido por la asociación.

Feria y Aparcamientos autovía.

La Plataforma Carril Bici en su apuesta por una ciudad más sostenible y humana consideramos que la movilidad a la Feria de Córdoba ha venido demostrando en los últimos años como un buen servicio de transporte público, taxis y acceso en bicicleta y peatonal combinado con una política de restricción de acceso en coche es un éxito total para que no se produzcan atascos y la accesibilidad sea cómoda y fluida.

Hagamos memoria: Los mayores atascos que se recuerdan fueron en los años noventa, donde había varios millares de aparcamientos disponibles en varias zonas, como eran lo que es hoy el Parque de Miraflores, la zona paralela al Campo de la Verdad, zonas terrizas frente a la Ermita, el aparcamiento público de lo que es hoy parte del Balcón del Guadalquivir y los solares del barrio del Arenal.

En un sábado de feria, pueden acudir en torno a trescientas mil personas, a una media de cuatro personas por coche, harían falta más de setenta mil plazas de aparcamiento. ¿De donde se saca todo el terreno necesario, para 9 días al año? ¿Cómo se regulan los accesos para esa gran avalancha de vehículos? Por tanto, a quien critica que no haya aparcamientos, les pediríamos que no hicieran más demagogia con este asunto.

En consecuencia no deja de sorprendernos que el equipo del Ayuntamiento de Córdoba se haya tomado en serio el premio Vinagre de la Asociación de Casetas Tradicionales (ACT) a la falta de aparcamientos para acceder al Real, galardón que recogió el año pasado Francisco Cárdenas, concejal de Infraestructuras del Ayuntamiento de Córdoba, además lo recogió sin una mínima protesta.

Este año el alcalde presenta como logro un gran aparcadero para coches que se va a abrir con entrada desde la autovía. Aún recordamos la época del alcalde Merino en que se formaban grandísimos atascos porque el efecto llamada atraía a miles de coches a la feria.

Desde el punto de vista de la Seguridad Vial, consideramos una temeridad el uso de autovía para entrar o salir del aparcadero de coches, teniendo en cuenta, por una parte, la posible presencia de automovilistas con altas dosis de alcohol u otras sustancias estupefacientes y, por otra, las colas (con sus consiguientes atascos), que con toda seguridad se producirían y que, de manera inesperada, se encontrarán otros conductores de largo recorrido ajenos al evento local.

Por todo ello, proponemos que el Ayuntamiento de Córdoba reconsidere su propuesta y, de no ser así, que la Dirección General de Tráfico o el Ministerio de Fomento deniegue el permiso necesario para una intervención de este tipo, a nuestro entender bastante arriesgada y temeraria.

¿Quién asumirá las responsabilidades si tiene lugar algún desgraciado “accidente” de tráfico?

Anuncios