Valla Publicitaria sin información de emisiones de CO2 de coches.

Anuncio informacion de emisiones de gases en pequeño, tamaño 1 milímetro.

Ecologistas en Acción ha denunciado ante la Comunidad Europea a los fabricantes de coches por el ocultamiento de la normativa sobre información del consumo de combustible y emisiones de los coches en la publicidad de los automóviles.

Podríamos plantear como actividad de educación ambiental en el aula el juego dónde esta Wally-CO2-Consumo. Se trataría de buscar, medir y cualificar la legibilidad de la información que los anuncios ofrecen sobre emisiones GEI por kilómetro recorrido por el vehículo.

Los anuncios procuran poner esta información de consumo y emisiones en letra muy pequeña, camuflada con el barro si se trata de un Todo-terreno moviéndose por caminos rurales o simplemente no la incluyen.

Ante esta ceremonia de la confusión han surgido iniciativas desde la Comisión Europea que pretende obligarles a reservar un espacio determinado -no menos del 20%- en cada anuncio publicitario para que informen al posible comprador sobre las emisiones de dióxido de carbono que genera cada modelo(Misse y Blanco, 2008). Para la industria, imponer un espacio determinado en un anuncio es aplicar una medida “muy severa, excesiva. Limita la capacidad creativa y la libertad del anuncio, que no debe estar centrado en informar, sino en resultar atractivo”(Misse y Blanco, 2008).

La Comisión Europea, en su reunión del 28 de enero pasado, acordó notificar al Estado español un dictamen motivado por el incumplimiento de la Directiva que regula la información relativa al consumo de combustible y a las emisiones de CO2 de los automóviles. Esta actuación de la CE, motivada por la denuncia de Ecologistas en Acción en julio de 2008, da la razón a los ecologistas en su presión por lograr que la industria automovilística informe correctamente de las emisiones de CO2 de los coches.

Hay pocas cosas tan claras como el incumplimiento generalizado de la normativa sobre información del consumo de combustible y emisiones de los coches por parte de los fabricantes, como viene denunciando desde hace tiempo Ecologistas en Acción. En particular, el Real Decreto 837/2002, transposición de la Directiva 1999/94/CE, establece que los impresos de promoción, los anuncios y los carteles de automóviles deberán incluir los datos sobre consumo de combustible y emisiones de CO2, de forma que sea “al menos tan visible como la información principal” y “fácilmente comprensible, incluso tras una lectura superficial”.

El incumplimiento sistemático de esta norma llevó a Ecologistas en Acción y a UCE, en mayo de 2008, a iniciar una serie de acciones de presión para conseguir su cumplimiento.Las acciones conjuntas realizadas fueron:

El envío de cartas a los fabricantes de automóviles, exigiéndoles el cumplimiento de la normativa vigente.

La presentación de denuncias administrativas ante las direcciones generales de consumo de las Comunidades Autónomas, el Ministerio de Industria y el Instituto Nacional del Consumo.

La interposición de una demanda judicial contra Peugeot, por un anuncio especialmente vulnerador de esta normativa.

Asimismo, Ecologistas en Acción presentó en julio de 2008 una denuncia ante la Comisión Europea.

El resultado de estas acciones fue el reconocimiento por General Motors de su incumplimiento, la apertura de cinco expedientes sancionadores por la Agència Catalana de Consum y la admisión a trámite de la denuncia judicial, de la que está pendiente la realización de la vista previa.

A pesar de todo, después de casi dos años, la información relativa a emisiones de CO2 de los automóviles continua incluyéndose en un tamaño de letra minúsculo o en un formato casi ilegible que imposibilita que el consumidor medio esté bien informado y se cumpla el objeto por el que se aprobó el Real Decreto: “dado que la información desempeña un papel fundamental en el comportamiento de las fuerzas de mercado y con la finalidad de aportar una información precisa, pertinente y comparable sobre el consumo de combustible y emisiones CO2 que influya en la decisión del consumidor a favor de los automóviles que consuman menos combustible y por lo tanto emitan menos CO2”.

Es ahora la Comisión Europea la que vuelve a dar la razón a Ecologistas en Acción, continuando con el procedimiento de infracción abierto contra el Estado español. Efectivamente, primero fue una carta de emplazamiento, y ahora envía un dictamen motivado*. Ambos son los pasos previos a la vista en el Tribunal Europeo de Luxemburgo si el Gobierno español no da garantías de cumplir la normativa vigente.
Ecologistas en Acción se felicita por esta situación, y considera que es el momento oportuno para que el Gobierno español anteponga el compromiso de reducir las emisiones de CO2 frente a los intereses de la industria automovilística y establezca las medidas necesarias para obligar a los fabricantes a informar correctamente sobre las emisiones de los vehículos que publicitan. Lo que se pretende no es otra cosa que los consumidores concienciados puedan comparar de manera objetiva y elegir libremente los vehículos que menos contribuyan a incrementar las emisiones de CO2.

Missé, A. y Blanco, S.(2008): “Bruselas pretende que los anuncios resalten lo que contamina un coche.” En diario El País, 23 de julio del 2008, pag 30.

En julio de 2009 el tamaño de la informacion de las emisiones seguia siendo muy pequeño.

Anuncios