Oleada de taurinos en los medios:

Francisco J. Dominguez, redactor jefe de El Dia de Córdoba, en su artículo titulado Toros en Cataluña:

“Todos los diarios llevaban ayer en portada la noticia y la mayoría se posicionan en editoriales y artículos a favor de la Fiesta y de la libertad -porque al final hablamos de libertad-. Sólo desentonan los típicos progres de pose que se creen que esto del antitaurinismo es algo del siglo XXI, algo muy moderno. Como si Eugenio Noel (1885-1936), antitaurino memorable y con argumentos culturales, tuviera ahora 25 años…..Hasta dónde hemos llegado si ahora resulta que un Parlamento autonómico tiene potestad para prohibir algo con unos argumentos hipócritas sobre el maltrato del toro cuando todos sabemos que el trasfondo es puramente nacionalista. ¿Es que han dejado ellos de comer paté y de sacrificar cerdos entumecidos para elaborar butifarra?”

Veo al redactor de El Día en la entrega de premios del II Cervatillo Taurino creado por Cabezas Romero, empresa que gestiona Casa Rubio y Casa Pepe de la Judería.

Carlos Herrera destila mala baba en ABC en un artículo titulado “Otra vez Perpiñán” donde los mínimo que llama a los antitaurinos es cretinos y cortos de mente.

“HOY es el día en el que la mayoría de los representantes políticos del Parlamento de Cataluña optan por quedar como un conjunto de perfectos cretinos o como unos tipos con dos dedos de frente, ya que hoy viernes deciden si se aceptan las enmiendas a la totalidad a la iniciativa que propone ilegalizar los espectáculos que cursan con la muerte de un toro en el territorio bajo su amparo legislativo o si dan luz verde a la ley que finalmente prohibirá la fiesta nacional tal y como la conocemos en la actualidad.”

Joaquín Pérez Azaustre en su columna habitual en el grupo Joly, autor de algún libro sobre temas taurinos, se muestra más respetuoso, creo que su amiga Elena Medel es antitaurina, pero recurre al argumento identitario: “no somos perfectos, pero somos España y en España hay toros. Ésta es la verdad no del barquero, sino del picador, que establece en la pica esa verdad profunda y transversal del coste primigenio del dolor. España es la corrida y nosotros España.”

Recurre al topico de que si desapareciera la fiesta también desaparecería el toro de lidia: “….sobre todo entendiendo que el toro de lidia sólo se mantiene por la fiesta, sólo se sostiene desde la economía de la fiesta.” Según este argumento los bisontes habrían desaparecido en Estados Unidos pues allí están prohibidas las corridas de toros.

Finalmente recurre al argumento de que “todos vegetarianos”. Es el mismo tipo de argumento utilizado por algunos drogadictos del tabaco, si se prohibe fumar que se prohiban antes todas las fuentes de contaminación atmosférica. Como colofón Joaquín recurre al argumento mismo que utilizó al principio, el nacionalismo, pero en este caso si es catalán en vez de español es negativo: “Esas pocas decenas de independentistas catalanes desocupados, que ya hay que estar aburrido con la que está cayendo para reparar en eso, en esa identidad segregadora de la soberanía periférica, ¿están dispuestos también a rebelarse contra la matanza del cerdo, y a quedarse así sin butifarra?”

Luego ves a Gonzalez de Caldas buscando la promoción de la infancia para que disfrute más barato de la tortura de toros: “Además, se lanza un abono infantil (hasta los 14 años) para cualquier localidad de la plaza y que costará en torno al 50% menos que el de un adulto. Con esta iniciativa se pretende “crear un caldo de cultivo”, hacer nuevos aficionados y que puedan acudir a la plaza junto a sus padres, explicó González de Caldas.”

El nuevo modelo de economía que propugna la Junta de Andalucía pasa por la continua creación de escuelas taurinas, la última la de Lucena. “Según informó la Junta en un comunicado, las escuelas nacen de la inquietud de los aficionados y de algunas entidades locales, por lo que la creación de esta nueva escuela taurina es un reflejo de la afición existente en la comunidad autónoma hacia esta fiesta. En cuanto a su distribución territorial, Sevilla cuenta con ocho entidades, Cádiz con siete, mientras que Málaga, Jaén, Granada y ahora Córdoba tienen dos cada una. Almería cuenta con una y Huelva es la única que hasta la fecha no tiene escuela taurina.

Esta red constituye un instrumento fundamental para canalizar el potencial de los jóvenes andaluces aficionados a este arte y ofrecerles la oportunidad de aprender con independencia de la capacidad económica de sus familias.

Andalucía fue la primera comunidad autónoma que reguló las escuelas y desde la dirección general de Espectáculos Públicos de la Consejería de Gobernación se han elaborado los libros que sirven de material de estudio en estos centros, los llamados Cuadernos de Aula Taurina, además de proporcionarles apoyo para su mantenimiento.”

Lo último es que se trata de una industria tan innovadora y que genera tanta riqueza que Luis Pizarro, consejero de gobernación, está dispuesto a invitar a los diputados catalanes supongo que con el dinero de nuestros impuestos a visitar Andalucía y enseñarles en que se basa la riqueza de una industria del siglo XXI que nos convierte en Torturon Valley.

“El debate sobre la prohibición de las corridas de toros en Cataluña ha calado en Andalucía. La Junta ha enviado una carta al presidente del Parlament, Ernest Benach, para invitar a una delegación de diputados a conocer de cerca el mundo del toro antes de la votación decisiva prevista para mayo. El consejero de Gobernación, Luis Pizarro, quiere que los parlamentarios visiten las dehesas y conozcan las escuelas taurinas para que se convenzan de la compatibilidad de la cría de toros y la defensa del medio ambiente.”

Otro que se dedica a insultar a los ciudadanos catalanes es José Luis García-Palacios en el periódico El Día con esta argumentación: “Y repito, es bastante triste contemplar cómo los ciudadanos catalanes se permiten doblegar ante unos intolerantes, ignorantes y radicales excluyentes que persiguen únicamente el ansia de arrodillar a todos aquellos que piensan u opinan distinto a ellos. A mí, en el colegio, me enseñaron que eso se llama fascismo.”

García-Palacios señala además que el vanguardismo esta asociado con maltratar animales en la plaza de toros y que está cambiando la imagen que tenía de los catalanes: “Siempre he tenido a Cataluña y a sus ciudadanos como una sociedad vanguardista, trabajadora, con personalidad admirable y muy particular, con capacidad más que poderosa para disfrutar de todo lo bueno que podemos ofrecernos en esta maravillosa Piel de Toro.”

Anuncios