Posibilidades Turísticas del Cementerio de Residuos de Enresa.

Posibilidades Turísticas del Cementerio de Residuos de Enresa.

Hojeando la revista Sierra Albarrana editada por ENRESA, la empresa del cementerio radiactivo del Cabril, me encuentro esta propuesta sobre el uso turístico de los residuos nucleares. Los empresarios de Hornachuelos están convencidos de las posibilidades turísticas, del gran atractivo  del Cabril como un centro generador de visitantes y de pernoctaciones.

No se trata de un artículo del sarcástico Manuel Harazem sino de una propuesta seria y fundamentada.

Es una lástima que el Plan General de Turismo Sostenible de Andalucía 2008-2011 fuera aprobado en el año 2007 pues los empresarios de Hornachuelos han perdido la oportunidad de incluir en el mismo un Plan Director de Instalaciones Culturales basadas en la Basura y sus posibilidades de Desarrollo Autóctono.

Ya puedo imaginar a estos empresarios solicitando en vez de una Ruta del Califato una Ruta del Residuo. Podría empezar la propuesta con una visita a la Balsa de Fosfoyesos de Huelva, instalación pronta a hermanarse con el Cabril dado también su carácter radiactivo. La Ruta del Residuo continuaría por el Vertedero de Nerva en Huelva para finalizar con una cena en el Cabril en Hornachuelos.

Tal vez estos empresarios innovadores han asimilado el libro de Zygmunt  Bauman titulado Vida Líquida del que extraigo este ideario sobre la basura y la sociedad contemporánea.

“Los desechos, los residuos se convierten en el producto básico y más abundante de la sociedad de consumo.

De forma que podríamos calificar que entre las industrias de la sociedad de consumo la de producción de residuos es la más grande y también la más inmune a la crisis.

La eliminación de residuos es, por tanto, uno de los principales retos que la “vida líquida” ha de afrontar y ahondar.

En un mundo repleto de consumidores y  de los objetos de consumo, la vida vacila entre las alegrías del consumo y los horrores del montón de basura.”

Anuncios