5 mayo 2009


Retablo sobre la religión del Consumo. Obra artística expuesta en la Casa Gongora.

Retablo sobre la religión del Consumo. Obra artística expuesta en la Casa Gongora.

Ahora que se está introduciendo la filosofía del decrecimiento resulta reveladora esta obra colgada hace poco en la Casa Gongora en Córdoba en una exposición colectiva el pasado mes de abril.

Tercer aniversario del cierre de la central nuclear de Zorita.

La electricidad que exporta España es tres veces superior a la producción de Garoña.

Greenpeace exige el cierre de la central ya que el sistema eléctrico español puede asumirlo sin problemas, igual que hizo con el de Zorita. España exportó en 2008 una cantidad de electricidad equivalente a la producida por tres centrales nucleares como la de Garoña. Los intercambios internacionales de electricidad registraron en 2008 un saldo exportador de 11.221 Gigawatios-hora (GWh), un 95% superior al de 2007, según datos de Red Eléctrica Española (REE).

La comparación de esa cantidad con la producción eléctrica media de Garoña en los últimos años (3.837 GWh en 2006; 3.478 GWh en 2007; 4.021 GWh en 2008), evidencia que nuestra capacidad de exportación de electricidad es tres veces superior a la producción de electricidad anual de Garoña.

Por su parte, la contribución energética de Garoña al balance eléctrico nacional es marginal y está sobradamente compensada por la aportación de las energías renovables. Así, la aportación de esta central al sistema eléctrico en 2008 equivalió al 1,43% sobre el total de generación neta de electricidad de ese año (que fue de 279.868 GWh).

Las energías renovables aportaron en 2007 un 23% del total de la electricidad generada. La energía eólica produjo por sí sola un 11% de la electricidad en 2008. La contribución de las renovables en 2007 (último año con datos completamente desglosados por parte de REE) fue de 62.081 GWh, un 9,61% superior a la del año anterior (5.969 GWh más). Simplemente esos 5.969 GWh de incremento de la producción de electricidad renovable en 2007 con respecto al 2006 suponen casi el doble de la aportación anual de Garoña ese año.

“El cierre inmediato de Garoña no implicará ningún quebranto al sistema eléctrico español. De hecho, las energías limpias, seguras y menos costosas, permiten ya asumir la clausura y la sustitución progresiva de las demás centrales nucleares”, ha declarado Juan López de Uralde, director de Greenpeace España, que además, se ha preguntado “¿Quién echa en falta la producción eléctrica de Zorita? Nadie se acuerda de ella. Igual que sucederá con Garoña”.

El sistema eléctrico español tiene capacidad suficiente para asumir el cierre inmediato de Garoña, algo ya ampliamente reconocido en el partido socialista, como se desprende de las declaraciones en ese mismo sentido realizadas recientemente por el Secretario de Medio Ambiente de la Ejecutiva Federal del PSOE, Hugo Morán. Además, coincide con el compromiso electoral del Zapatero de cerrar las centrales.

Garoña, inaugurada en por Franco en 1971, es la única central de primera generación en España. Su reactor está “fuera de normativa” ya que no cumple con los estándares de seguridad que se exigen internacionalmente en la actualidad.

Greenpeace recuerda que la viabilidad técnica y económica de un sistema de generación eléctrica basada al 100% en energías renovables, que nos permitiría luchar de forma eficaz contra el cambio climático al tiempo que se abandona la energía nuclear, es un hecho ya comprobado científicamente y que las centrales nucleares son un gran obstáculo para el despliegue a gran escala de las energías renovables.