El compañero Victorio es el único que habla claro del Algarrobico cordobés, desaparecido y acallado Antonio Hurtado y su famosa frase: “Fuerte con los débiles y débil con los fuertes”. Me han dicho que han llamado a Antonio insistentemente para que hable del polígono industrial pero que no quiere.

Con su natural estilo, Victorio, libre de dobleces, cuenta las verdades del barquero para el que quiera escucharlas, que no son muchos en este convento.

Me gusta El Semanario La Calle, lo sigo sin perderme ninguno pues habla de lo que la Omertá tiene prohibido en la ciudad. Lo reparten además gratis en la universidad de Córdoba, curiosamente casi nadie lo coge, mientras que el diario ABC vuela. Gracias a La Calle nos enteramos del  intento de regalo de los cines de verano a cambio de  una fortuna en viviendas y de mil asuntos municipales y de la Diputación.

Quizás por ello Cassandra dice que se lo encuentra escondido en los kioscos, enterrado bajo las hojas parroquiales y lejos de la vista del posible comprador

Anuncios