Carril Bici Vitoria

Carril Bici Vitoria

Parece que en Vitoria-Gasteiz las cuestiones ligadas a la Movilidad Sostenible pueden sufrir un retroceso.

El partido que gobernaba antes era el PP, ahora está el PSOE en la alcaldía pero con el cambio las cosas no mejoran.

Reproduzco una carta al Director publicada en el Diario de Noticias de Álava.

Plan de Movilidad.

La elaboración de un Plan de Movilidad Sostenible y Espacio Público era un compromiso adquirido por el Ayuntamiento de Vitoria-Gasteiz desde la firma de la Carta Aalborg en 1995. A finales de 2006, el anterior alcalde, solicitó la colaboración de todos los vitorianos y vitorianas (asociaciones, comerciantes, vecinos/as, expertos/as…) para la elaboración de dicho plan y fuimos muchas personas las que dedicamos ilusión, tiempo y esfuerzo para marcar unas directrices que posteriormente siguió la empresa encargada de su redacción.

El objetivo: devolver al ciudadano el espacio público que por derecho le corresponde, poniendo freno al uso indiscriminado del vehículo privado, causante en esta ciudad, del 50% de las emisiones de CO2, además de muchos otros perjuicios entre los que destaca la “invasión” de las calles (el 70 % del espacio está dedicado al coche).

La puesta en marcha de este plan que afecta a toda la ciudad y a todos los ciudadanos se presenta harto difícil y más aún cuando se trata de disuadir el uso del coche, vaca sagrada de esta civilización; y de dar un vuelco radical a nuestra forma de entender la movilidad urbana.

El Ayuntamiento va a tener que emplearse a fondo para justificar y explicar todos los cambios, pero los ciudadanos vamos a tener que poner de nuestra parte para adaptarnos y comprenderlos, sin ver en este proceso fantasmas recaudatorios ni caprichos políticos.

De la misma manera que los fumadores han comprendido que no se puede fumar en cualquier parte, los conductores deben entender que no se puede utilizar el coche para todo.

Hace apenas 15 años se podía fumar en las salas de espera, en el autobús, en el avión, en el trabajo, en los hospitales….. YA NO, ahora incluso nos parece impensable que se permitiera. Era una cuestión de educación, de no molestar, no costaba tanto, pero no dejamos de fumar hasta que no se nos impuso por ley.

Con el coche, pasa algo de lo mismo. Sabemos que hacemos mal, que hace ruido, que contamina, que molesta, que perjudica nuestra salud, la de los demás y la de todo el planeta, pero no lo dejamos. Si bien es cierto, que en muchas ocasiones se utiliza porque no hay transporte alternativo, la mayoría de las veces no es así. Mientras, en esta ciudad, el coche sea el transporte más cómodo, lo seguiremos utilizando.

No se puede hacer que el transporte público o la bicicleta sean más confortables que el coche, pero lo que sí se puede hacer es que sean más rápidos y más baratos. Y para ello, señores, no hay otra que cobrar por el aparcamiento y quitar espacio al coche para dárselo al bus, a la bici o para, sobre todo, devolvérselo al ciudadano. ¡No hay otra!

No se trata de prohibir el uso del coche, se trata de que nos de pereza usarlo porque habrá otra alternativa de transporte que nos parecerá mejor. Y si eliminamos de las calles los desplazamientos en coche innecesarios, los otros, para los que no existe alternativa, mejorarán.

Era previsible que muchos colectivos intentaran a toda costa y velando únicamente por sus intereses particulares, alterar este plan de forma sistemática. Pero queremos recordar al Consistorio que su labor es velar por el interés general y que si cede ante unos pocos, estará discriminando y perjudicando a otros, que a su vez se revolverán, y con razón.

Ante la obstinación de estos colectivos sólo cabe poner en evidencia su insolidaridad y su total despreocupación por la calidad de vida de sus conciudadanos. Esperemos al menos, que como en el caso del tabaco, lleguen a comprender que es lo mejor para todos.

Gasteizko Bizikleteroak

La foto es de la Galería de Ana

Anuncios