El pasado 8 de julio, Sebastián anunció el Plan Energético Nacional para lograr un ahorro de 44 millones de barriles, lo que equivale al 10% de las importaciones anuales de petróleo de España.

Veinte días después, el ministro ha dado en el Congreso el listado de las 31 medidas que prevé poner en marcha para alcanzar este objetivo.

Las líneas de actuación del plan pretenden actuar sobre el sector del transporte (responsable del 40% del consumo final de energía), la industria (30%), sector residencial (17%), terciario (9%) y el sector agrícola (4%).

El ministro ha anunciado un presupuesto de 245 millones de euros para llevar a cabo todas estas acciones, que será aportado en su mayor parte por el IDAE. Si bien no ha dado mucha información de cómo llevarlas a cabo.

Compárense estas cifras con las proyectadas por Alemania para el año 2008 y nos daremos cuenta del carácter marginal de este Plan y del papel que el ahorro energético ocupa en la agenda gubernamental de Rodríguez Zapatero.

Sigmar Gabriel, desde noviembre de 2005 Ministro Federal alemán de Medio Ambiente, Protección de la Naturaleza y Seguridad Nuclear dedicará un total de 3300 millones de euros a medidas de protección del clima y ahorro energético, lo que supone un aumento del 200 por ciento con respecto al año 2005.

Bastaría quitar un poquito de presupuesto al Ministerio de Magdalena Alvarez, que dejará de hacer unas poquitas de infraestructuras que disparan el gasto petrolífero, para conseguir una asignación decente y no testimonial para un Plan Energético.

Más información sobre los planes de Miguel Sebastian en la web.

Más fotos en Galeria.

Anuncios