Consignas en la estación de tren de Córdoba en julio 2007.

Hace ya casi un año, julio del 2007, colgué un post donde comentaba como el fin de la tregua de ETA había producido daños colaterales a los usuarios del tren. Buena parte de los servicios de consigna de estaciones de tren habían sido clausurados y no ofrecían servicio.

Únicamente permanecían activas las consignas de grandes estaciones como por ejemplo Barcelona Sants, Madrid Atocha y Sevilla Santa Justa.

Todas esas consignas para equipajes con los carteles “Sin Servicio” debían producir cierto sonrojo al Ministerio de Fomento, más aún en este año 2008 donde han consumado una subida bestial del AVE en ciertos tramos y horarios que en algunos casos es del orden del 20%.

Lógicamente uno piensa que subidas tan tremendas de precio deben ir acompañadas de más prestaciones como por ejemplo poner un scanner para las maletas en la estación de Córdoba y volver a ofertar el servicio de consignas en una de las estaciones de tren de España con más tráfico de trenes AVES.

Sin embargo, la respuesta de Fomento en Córdoba ha sido la contraria, evitemos a ese usuario crítico y consciente de sus derechos que reclama alojar el equipaje mientras visita una ciudad como Córdoba en su tránsito hacia otro destino.

¿Cuál es la mejor forma de evitar las críticas por la falta de servicio de consignas?

Invisibilizarlas, se retiran los cofres donde antes se guardaban los equipajes y así nadie pregunta por ellos.

Esta medida podría suponer pérdidas para el sector turístico y hostelero de las ciudades pues los viajeros al no poder depositar sus voluminosos equipajes optan por permanecer pasivos y encerrados en las estaciones en lugar de hacer recorridos turísticos.

Aquí estaban las consignas de la Estación de AVE en Córdoba.

Anuncios