Todoterreno

Estamos en tiempos de crisis según los medios de comunicación. Por fin las ventas de automóviles retroceden, casi un 39% en la primera quincena de junio. Parece ser que la bajada de ventas es también causada por el paro patronal convocado por los transportistas.

Tengo que alegrarme muchísimo de que la venta de coches baje alguna vez, tras tanto record y más record. La contaminación que genera el tráfico mata más que los accidentes ocurridos en una ciudad. Un estudio de la Organización Mundial de la Salud calcula que sólo en Francia, Suiza y Austria ocasiona 21.000 muertes prematuras, 300.000 bronquitis infantiles, 15.000 ingresos hospitalarios por infarto y 500.000 urgencias por brotes de asma al año.

Otro indicador del monocultivo del ladrillo también desciende: La producción de cemento cae en Andalucía un 14% hasta mayo.

Lo que me mosquea son esas campañas publicitarias, que ahora en tiempos de crisis son todavía más abundantes, intentando vendernos esos mega-todo-terrenos. Los periódicos, los anuncios de televisión, las vallas de las calles publicitan como nunca estos tanques sobre cuatro ruedas, recomendandolos además para circular especialmente por la ciudad.

Voy andando por el Parque Figueroa, barrio humilde donde los haya, o me asomo desde el aulario en el campus de Rabanales y tengo que sufrir el insulto de esas vallas masivas con el Dodge todoterreno de la foto. Abro el 20 minutos y pone al alcance del público eurocopero el Hummer verde.

Son campañas publicitarias muy costosas y son un indicador de que no puede haber tanta crisis si lo normal debe ser comprarse esos modelitos.

Hummer Verde