A través de Ecologistas en Acción se han presentado alegaciones al Informe de Impacto Ambiental de AENA sobre el aeropuerto de Córdoba con objeto de que se desestime el proyecto de ampliación del mismo.

Se trata de una burla a la democracia y a la participación ciudadana en los procesos medioambientales que el Ministerio de Fomento y AENA liciten la obra de ampliación y se adjudique el concurso de las empresas antes de que se resuelva en positivo o negativo el Informe de Impacto Ambiental de la ampliación.

Se ha improvisando y tomado determinaciones de manera irresponsable y firmado documentos con precipitación, posiblemente para contentar intereses políticos ante la cercanía de las pasadas elecciones.

Por tal motivo, a día de hoy, bajo ningún concepto se pueden llevar a cabo obras en la zona, por lo que dicha asociación ecologista no comprende que interés puede llevar a la Alcaldesa Aguilar o al Subdelegado de Gobierno Sr. Ruiz al asegurar en recientes declaraciones, que ya podrían comenzar las obras, cometiendo con ello una imprudencia más, a la vez que engañando con ello a la población y pudiendo también crear conflictos en la zona.

Entre los argumentos para pedir la nulidad del proyecto destacamos:

Incumplimiento de Kyoto.

La ampliación de la pista del aeropuerto de Córdoba, constituye otra apuesta más del Ministerio de Fomento por relanzar el Cambio Climático. Si queremos mitigar las emisiones de CO2, tenemos que reducir la movilidad que más emisiones emite que es la del transporte aereo.

Ampliar el aeropuerto en Córdoba es caminar por la senda de maximizar las emisiones. En consecuencia fomentar una forma de transporte que induce un crecimiento exponencial de la movilidad y de las emisiones de CO2 no está de acuerdo con los objetivos de reducción de emisiones a los que está comprometido el Reino de España y por los que ha de velar AENA y el Ministerio de Fomento.