La Plataforma A Desalambrar ha recaudado, en una semana y mediante una cuestación popular, el dinero para pagar la “profundamente injusta” multa de 1.080 euros que, vía sentencia judicial, se le impuso a su presidente, Patrick Philpott, “por participar en el corte de un candado” en la finca La Armenta, en Córdoba, y así abrir el paso a un camino público.

A Desalambrar afirma que, “una vez más se ha demostrado el apoyo”, que agradeció, “de los ciudadanos amantes de la Sierra de Córdoba, de dentro y de fuera de Córdoba”, con lo que “queda de manifiesto lo injusto de la condena” y lleva a la asociación a replantearse “si recurrirla al Tribunal Supremo (TS)”.

En cualquier caso, el próximo domingo A Desalambrar ha convocado una nueva marcha por la finca La Armenta, “para volver a recordarle al propietario que tiene multitud de caminos públicos en su finca”, donde la plataforma, además, celebrará su asamblea ordinaria. La sentencia consideró que los miembros de la plataforma, con Philpott a la cabeza, ejercieron un acto de “coacción” sobre los propietarios.

Anuncios