al-gore-con-zapatero.jpg

Parece que el boicot de los kioskeros de Córdoba al nuevo diario El Público ha cesado y ya lo encuentras donde antes te decían que no lo traían porque no les daba la gana.

Leo precisamente en El Publico que el gasto en Infraestructuras subirá más aún el año próximo. Una subida del 11.5% en los presupuestos generales del Estado.

El gobierno destina 24.469 millones de euros al desarrollo de infraestructuras en todo el “territorio”. Por supuesto no hay referencias a lo que sube el gasto en Medioambiente o en Cultura.

Esto supone que el estado se va a gastar cada día del año 2008 más de once mil millones de pesetas en infraestructuras.

Tras la foto con Al Gore, el gobierno Zapatero vuelve a actuar “as Business as usual” en cuanto a las políticas sobre Cambio Climático.

Ese gesto de manos abiertas al lado de Gore va a ser la principal acción destacable que los socialistas van a tomar este año para mitigar el Cambio Climático.

Sería interesantísimo que Juan José Millas diseccionara esta foto y nos explicara el gesto del presidente ante el apostol del Cambio Climático.

Es decir vuelve a relanzar las emisiones de CO2 construyendo más autovías, más kilómetros para el AVE y más aeropuertos. Zapatero continúa por tanto con su apuesta por un transporte insostenible que dispare aún más los efectos adversos del Cambio Climático.

Una vez más el gobierno español demuestra que se encuentra anclado en una “vieja cultura de la movilidad” basada en los motorizados privados contaminantes, en un tren de elite para ejecutivos y en que los derrochadores vuelos en avión sean cada día más numerosos.

Para luchar contra el Cambio Climático hay que asumir una nueva Cultura de la Movilidad.

De la misma manera que gracias a Pedro Arrojo (Premio Goldman 2003 de Medioambiente) y otros pensadores de la hidráulica, nuestros ciudadanos y algunos gobernantes están asumiendo los paradigmas de una “nueva cultura del agua”, es imprescindible que en este país se empiece asumir esa “nueva cultura de la movilidad” que apuesta por favorecer claramente la alianza ecológica transporte público + caminante + bicicleta.

Estas medidas coherentemente ensambladas, han sido aplicadas indistintamente tanto por gobiernos conservadores como de izquierdas en muchas ciudades europeas y han conseguido una amplia aceptación social.

En algunos países como Alemania, Holanda o Dinamarca se ha creado una nueva cultura de la movilidad.

Anuncios