07-01-foto-asland.jpg

La fabrica de Cemento de Córdoba emitiendo contaminantes.

La autorización concedida por la Junta de Andalucía a la fábrica de cemento del Grupo Cosmos en Córdoba prevé que la empresa pueda quemar al año hasta 26.100 toneladas de neumáticos usados, 14.200 toneladas de plásticos, 54.500 de lodos de depuradoras y 43.500 de residuos municipales mezclados. De esta manera, podrá sustituir el coque de petróleo que emplea ahora por estos materiales.

Uno de los principales problemas de la quema de residuos en cementeras, como de todos los sistemas de incineración, es la emisión de metales pesados y de productos de combustión incompleta, que incluyen dioxinas, furanos y una larga lista de compuestos orgánicos. Además, siendo las cementeras ciclos cerrados de materiales, ya que aprovechan sus residuos como materias primas, se van acumulando contaminantes en el proceso (como es el caso de algunos metales pesados) y acaban en el producto final, el propio cemento.

Incinerar residuos en cementeras es una práctica peligrosa, tanto por las emisiones tóxicas que libera como por el cemento sucio que producen. Por esta razón la industria cementera no puede hacernos creer que la quema de residuos en sus plantas es símbolo de sostenibilidad, sino todo lo contrario, declara Sara del Río, responsable de la campaña de Tóxicos de Greenpeace España.

Silencio de la Consejería de Salud.

Hay que destacar el silencio de la Consejería de Salud en un tema con tantas implicaciones sobre enfermedades degenerativas en la población como es la quema de residuos en una fábrica de cemento situada en el corazón de una ciudad andaluza como Córdoba.

Este silencio resulta incoherente con que la Consejería de Salud de la Junta de Andalucía está elaborando en estos momentos el Plan Andaluz de Salud Ambiental.

Los Vecinos excluidos.

Destaco además la exclusión a la que han sido sometidos por la Delegación de Medio Ambiente los vecinos de alrededor de la fabrica en la toma de decisiones sobre el tema. Carece de legimitidad el Delegado Luis Rey al dar la excusa de que se ha publicado en el Boletín de la provincia. El Delegado tendría que haber informado e implicado a los vecinos en la toma de decisiones sobre el proyecto.

Solo basta escuchar la radio o leer el periódico para darse cuenta que cuando un tema les interesa difundirlo la Junta de Andalucía se gasta millones en propaganda. Si este es el tipo de participación vecinal que avala el PSOE, Rafael Blanco jamás conseguirá la alcaldía de Córdoba.

Incumplimiento del Plan Andaluz de Acción por el Clima(PAAC)

También hay que destacar lo pronto que nuestro presidente, Manuel Chaves, incumple el Plan Andaluz de Acción por el Clima(PAAC) que presentó a bombo y platillo el pasado 5 de junio. Una de las medidas más destacadas en el Plan es:

“La recuperación y compostaje del 90 por ciento de los residuos urbanos orgánicos y por el reciclaje de más del 60 por ciento en envases.”

Dos meses más tarde de esta apuesta decidida, la Junta ya empieza a hacer lo contrario de lo que predica: Promocionar la incineración de aquello que tendría que recuperar y/0 reciclar.

Empeorar la calidad del aire en Córdoba.

Un informe reciente refleja la baja calidad del aire en Córdoba. La situación no mejora en la ciudad. Los cordobeses se encuentran entre los andaluces que respiran peor aire si se tiene en cuenta los niveles de partículas contaminantes (PM10) y de ozono que se registraron el pasado año. A pesar de que el aire de la mayoría de los municipios de Andalucía gozó de buena salud en 2006, en Córdoba, Bailén (Jaén), Sevilla, Granada y su área metropolitana, y en la Bahía de Algeciras tuvo una pésima calidad, según refleja el Informe Anual de Medio Ambiente en Andalucía.

Con el permiso a la incineración en la cementera, Don Luis Rey, delegado de Medio Ambiente, puede contribuir a la Capitalidad Cultural 2016 consiguiendo que la calidad del aire en Córdoba sea de las peores de Europa.