Ayer sábado 30 de junio me paso por la biblioteca del estado en la calle Amador de los Ríos y descubro una de las primeras medidas de la Junta de Andalucía para fomentar la lectura en la población: Vamos a tener menos días abiertas las bibliotecas y así el día que los ciudadanos tienen más tiempo libre, los sábados, pues no podran sacar libros ni consultar los periódicos. Esta medida abarca desde el 15 de junio al 15 de septiembre, apenas 3 meses.

Además como en buena parte de esta época, que coincide con la preparación de los exámenes de junio y septiembre, los estudiantes universitarios necesitan consultar manuales y tener salas de estudio pues vamos a restringir el tiempo de acceso a las bibliotecas públicas: los sábados ya no podreis ir a chapar fresquito en la inmensa sala de consulta. Ese manual de arte tan caro y que no se puede llevar a casa no vas a poder estudiarlo.

rafaela_valenzuela.jpg

Este recorte prematuro del uso de la Biblioteca se lo debemos a la responsable de las bibliotecas andaluzas que es la cordobesa Rafaela Valenzuela, Directora General del Libro.

Rafaela es también responsable de la Filmoteca de Andalucía cuyas proyecciones de películas acabaron también el pasado sábado 29 de junio. Siempre nos queda la posibilidad de ir a cualquier otra filmoteca autonómica que proyectan películas durante el mes de julio frente al hecho diferencial andaluz.

Ante este desierto cultural que tras el Festival de la Guitarra inunda Córdoba me consuelo colgando una sesión de iniciación a la pintura de Van Gogh para niños que fotografié en la Nueva Pinacoteca de Munich.

07-06-comentando-cuadro-van-gogh-pinacoteca-munich-baja.jpg