cien-por-cien-renovable.jpg

Voy a proponer una idea de gran pacto, esta vez sobre la necesidad de frenar el cambio climático desde la esfera local. Estas elecciones están salpicadas de propuestas supuestamente ambientales, pero sin el rigor que se hace necesario para abordar la reducción de emisiones contaminantes.

Una ciudad que sin tener un problema industrial a este respecto, presenta un centenar de días al año aire de mala calidad tiene un problema serio. Lo es porque un setenta por ciento procede del transporte y sin embargo, no existe estrategia alguna para bajar ese impacto. Se hace imprescindible la creación de una agencia de la energía que promueva el uso de las renovables, implicando a la ciudad en la producción de megavatios limpios, fomentándola entre ciudadanos y empresas, una fiscalidad que lejos de gravar al ciudadano lo premie por su contribución a la mejora del medio ambiente. El Ayuntamiento debe ser un sujeto activo y animador del uso del transporte público e implicar a vecinos y colectivos en la nueva filosofía de la movilidad que implica también al peatón y la bicicleta. La experiencia de gobiernos ‘Verdes’ en otros países así lo atestigua, Londres, París, Berlín, la ciudad hermana de Friburgo donde el alcalde es ‘verde’, consolida en Europa una alternativa que se mueve ya entre un 10 y un 15 % de apoyo popular.

Ahora se da una característica más que, en nuestro entorno, hace necesaria nuestra presencia en los Ayuntamientos: el deterioro que produce un modelo de crecimiento desordenado que perjudica nuestra calidad de vida. Esto está claramente influido por el perfil de baja intensidad de la política de siempre y los políticos profesionales que se han adueñado del escenario del poder durante los últimos treinta años y además han rendido nuestras ciudades a los grandes promotores urbanísticos. El resultado es un creciente aburrimiento y apatía ante la cosa pública que contrasta con los altos porcentajes de participación en la vecina Francia, producto en parte de la emoción de una elección directa. Cuando se hablan de cambios en la legislación electoral los grandes partidos se encogen, se atrincheran y lo que es peor, siguen de acuerdo, a lo mejor porque no se diferencian tanto.

Por eso, Los Verdes hemos conformado una candidatura profundamente ciudadana, con una gran capacidad de trabajo y experiencia en sectores como el sanitario, el ambiental, el turístico, el asociativo, el universitario Para alejarnos de la política de siempre y avanzar hacia una sociedad más solidaria, generosa y participativa, que ponga en valor todo lo que hacen sus habitantes.

Anuncios