Es dificil estar de campaña continuando trabajando, haciendo activismo, asistiendo a cursos, mandando comunicados, teniendo reuniones, revisando la prensa, asistiendo a actos, etc.

Pepe Peinado, amigo y compañero de lista, me envia una foto de un concurso de pintura que se realiza en la zona de Ronda de Isasa.

Vuelvo a proponer que se peatonalice o se restrinja al máximo el tráfico motorizado en la zona de la ribera.

pintando-en-la-ribera.jpg

Copio aquí unas apreciaciones de una carta al director que envió Julian Blanco en su tiempo:

El granito y la peatonalización de Ronda de Isasa.

Es significativo que en la polémica del granito rosa nadie excepto nosotros haya hablado de peatonalizar el trozo de calle comprendido entre la Puerta del Puente y el puente romano. En abril del 2004 tras la presión de los grupos ambientalistas de Córdoba conseguimos que el ayuntamiento de Córdoba peatonalizara el puente romano.

En junio del 2004 la plataforma Carril-Bici otorgó el premio Ring-Ring a la mejor labor por la movilidad sostenible al concejal Cabanillas por haber atendido a esta demanda ciudadana reclamada durante años: jubilar al puente para el tráfico motorizado. Ahora surge la polémica con el tipo de pavimentación elegido para la pasarela del puente. Nosotros no podemos o debemos opinar sobre estética, pero sí sobre accesibilidad: el pavimento es aparentemente muy cómodo para desplazarse en bici o andando frente a otros pavimentos “torturantes” que se están colocando en el casco histórico de Córdoba. Una excesiva rugosidad de un pavimento –empedrado, adoquinado, etc.- son elementos totalmente disuasorios para el uso de la bici, por la gran incomodidad que suponen para el/la ciclista urbano/a, que no es precisamente un deportista de bicicleta de montaña. Este tipo de pavimentos generan ruido y están incomodando a peatones, ciclistas y sobre todo a personas con movilidad reducida. El casco histórico es el ámbito ideal de la bicicleta y del caminante, con estos pavimentos se lo estamos poniendo difícil.

Entendemos que el nudo gordiano de la intervención no es el color del pavimento sino la necesidad urgente de peatonalizar o restringir al máximo el tráfico en la Ronda de Isasa. Es encomiable la labor que ha hecho la Junta de Andalucía restaurando la Puerta del Puente con una inversión cercana al millón de euros. Si sigue circulando el tráfico de vehículos con la intensidad que lo hace ahora mismo por Ronda de Isasa, pronosticamos que dentro de aproximadamente un año las superficies exteriores de este monumento estarán de nuevo ennegrecidas y la cuantiosa inversión realizada se habrá dilapidado.

El polémico granito rosa con tan abundante polución cercana se transmutará en gris carbonilla. Proponemos por tanto que con objeto de salvaguardar nuestro patrimonio histórico y rentabilizar las inversiones realizadas con fondos públicos se tomen medidas inmediatas de restricción del tráfico motorizado en el entorno de la Puerta del Puente. La única solución posible es peatonalizar esta zona. Desde nuestro colectivo proponemos que estas medidas se tomen cuanto antes porque además están de acuerdo con el Plan de Accesibilidad del Casco Histórico de Córdoba.

Anuncios