lista-blog-baja.jpg

En la foto aparecen los candidatos y algunos simpatizantes.

Ayer presentamos la candidatura de Los Verdes en el Almazen. Fue mi primer discurso como candidato:

Hemos comprobado que hay un nuevo ritmo vital en Córdoba, una pulsión ciudadana distinta que no tiene reflejo en los partidos tradicionales. Reaccionan cuando se acaba con los árboles, se especula con la sierra y con la vega, se llena la ciudad de granito gris, se margina a caminantes y ciclistas, se olvidan de las empresas verdes, se prioriza el pan y circo frente a la cultura, o se impide el acceso a una vivienda digna.

Pero no están ahí. En las instituciones. Es posible que haya llegado la hora. Hacer la política respirable tiene algo que ver con esto.

Durante esta legislatura municipal se nos ha considerado a Los Verdes como la oposición en el ayuntamiento sin haber tenido ningún concejal en el pleno. Se nos ha amenazado varias veces desde Izquierda Unida con denunciarnos en los juzgados pero como argumentabamos con razón esto nunca ha ocurrido.

Nuestras denuncias públicas y nuestras propuestas para que la ciudad de Córdoba sea sostenible y verde, no pueden quedarse solo en los medios de comunicación, en la pancarta o en la discusión en la calle. Tenemos que conseguir estar en el pleno municipal para que nuestras propuestas y denuncias se oigan y se debatan en el Salón de Capitulares.

Ya con solo estar en campaña estamos logrando frutos pues estamos introduciendo en la Agenda Política de los medios temas que habitualmente les dan de lado los políticos mayoritarios.

Rosa Aguilar se ha dado cuenta de la importancia de lo que nosotros Los Verdes defendemos para Córdoba y tras cuatro años sin mover ficha verde ahora pretende en un mes ser más ecologista que nadie.

Nuestra candidatura se compone de más mujeres que hombres, exactamente tres mujeres más que hombres. Llevamos a personas ligadas a movimientos sociales de todo tipo: defensa de los inmigrantes, del transporte sostenible, de la sierra de Córdoba, de las personas con movilidad reducida, de los caminos públicos. Llevamos expertos en patrimonio, en cultura, en agricultura, en jardines y árboles. Llevamos empresarios y profesionales de la economía verde. Llevamos hasta a un enologo, alguien dijo que el vino es energía solar condensada.

En fin tenemos una lista formada por ciudadanos alejados de los profesionales de la política y que han apoyado este proyecto porque piensan que OTRA CORDOBA ES POSIBLE, otro modelo de ciudad es posible.

Anuncios