Velador que se expande como los gases en un recinto.

Velador que se expande como los gases en un recinto. Foto Federico Abad.

Interesante artículo sobre propuesta de Peatones de Sevilla para que los veladores no se salgan de sus recintos y respeten el espacio para circular de los caminantes.

Fuente: Diario de Sevilla.

El colectivo denominado Peatones de Sevilla se muestra partidario de que en la reforma de la ordenanza que regule las terrazas de veladores se tome la solución aplicada en Madrid en 2009 para impedir los abusos que se están percibiendo en muchas calles del centro.

Se trataría de marcar con señalización horizontal los límites del espacio autorizado a cada establecimiento para la instalación de mesas y sillas. Pablo Barco, representante de un colectivo que lucha por introducir los derechos del peatón y la movilidad sostenible en la agenda social y política de la ciudad, considera que la actual situación es preocupante:

“Tenemos la sensación de que no existe ninguna administración que controle de oficio la ocupación del espacio público, algo que viene de lejos pero que está empeorando con la crisis y el pretexto de la Ley Antitabaco. En Sevilla el desorden y el exceso de veladores en las principales calles de la ciudad -añadió- se ha convertido en un problema para los viandantes, pues en vez de pasear competimos para finalizar una carrera de obstáculos”. Este periódico realizó un cálculo preciso por el que, por ejemplo, hay un velador por cada 4,1 metros en un tramo de la calle Álvarez Quintero, uno por cada 13 metros en Mateos Gago y uno por cada diez en Argote de Molina.

Sobre la reforma de la ordenanza, el colectivo tiene sus propuestas: “Sólo conocemos el borrador de la nueva ordenanza de veladores a través de los medios de comunicación, por lo que no podemos valorar el conjunto en profundidad. Nos parece acertado que los establecimientos pidan los veladores en función de la superficie a ocupar, es lo lógico, no podemos seguir forzando el espacio público. Sería interesante -añadió Barco- que las zonas a ocupar se definiesen de forma clara a través de señales pintadas en el suelo, una manera eficaz y económica que ha ayudado a ciudades como Madrid a frenar la ley de la selva en la hostelería”.

Otro asunto que preocupa a Peatones de Sevilla desde su fundación en 2009 es la accesibilidad:

“Desde la asociación llevamos años trabajando para conseguir que nuestra ciudad cuente con una Ordenanza Municipal de Accesibilidad Universal que regule de una vez por todas las dimensiones mínimas con las que deben contar los itinerarios accesibles, una norma nunca aprobada que afectaría de manera directa a la ordenación de los veladores en el espacio público. Nuestra petición es sencilla, queremos que se racionalice el uso del espacio público para asegurar el tránsito normalizado en los todos los itinerarios peatonales, ¿es una utopía?”

About these ads