Desde las elecciones autonómicas se ha instalado un debate en la ciudad de Córdoba ante la afirmación del alcalde Nieto de llevarse el nuevo palacio de Congresos a un polígono industrial en la carretera de Palma del Río. Este centro de congresos  era originalmente un macroproyecto de un arquitecto de autor que en principio se iba a realizar en la margen izquierda del río Guadalquivir enfrente de la Mezquita (antes mezquita). Este arquitecto holandés tiene un lema para la inserción de sus edificios en las tramas urbanas: “Fuck the city”.

Sobre la ubicación del edificio había bastante consenso entre los agentes sociales pues era una zona que se quería rehabilitar y donde se concentrarían en el futuro una serie de contenedores culturales importantes.

La polémica ha saltado al proponer el alcalde Nieto su ubicación en una zona alejada de la ciudad y muy mal comunicada por transporte público y que según algunas fuentes el traslado podría responder más a intereses especulativos que a intereses de la ciudadanía. (más…)