Ha pasado más de un año y por fin me entero cuanto dinero público destinaron Rosa Candelario y Andrés Ocaña en 2011 a la compra de entradas de toros.

Durante los meses de abril, mayo y junio del 2011 había intentado a través de diversos escritos que esta concejala o el alcalde Andrés Ocaña me comunicaran cuanto se habían gastado, fue imposible o no me contestaban o me mandaban a hacer gargaras desviando el asunto, les daba vergüenza aclarar cuanto dinero público destinaban a esto.

Al cabo del año me entero por la prensa que Izquierda Unida en el Ayuntamiento llevaba años gastándose dinero en entradas para la Plaza de Toros en mayo, en el artículo dicen que 60.000 euros, nada menos que 10 millones de las antiguas pesetas.

Este año el PP continua con la misma política de subvencionar con dinero público la torturade toros, tanto desde Diputación como desde el Ayuntamiento.

El Partido Popular se va a gastar 17.000 euros en comprar entradas y ahora viene lo gordo de la subvención, va a pagar también 244.000 euros de alquiler de la plaza de toros de propiedad privada por si en alguna ocasión tiene que usar la plaza de toros, no está mal 40 millones de pesetas por si un casual en tiempos de recorte. Vergonzoso.

Por lo que me han contestado los del Festival de la Guitarra, este mes de julio no hay ninguna actuación en la Plaza de Toros.

Fuente Diario El Dia de Córdoba.

El gobierno municipal apoyará la celebración de la feria taurina de Córdoba con la adquisición de entradas de tendido por valor de 17.000 euros, según dijeron fuentes municipales, mediante una operación que se encauzará por medio del departamento de Presidencia.

El gobierno municipal ha explicado que se ha producido un recorte sustancial de esta partida que, durante el año pasado, alcanzó los 60.000 euros. Las entradas tienen la designación oficial de “atenciones protocolarias” aunque, en realidad, forman parte de una costumbre que se puso en marcha por anteriores equipos de gobierno de meter dinero en las celebraciones taurinas por medio de esta vía. Las entradas pasan a manos del equipo de gobierno que es el encargado de su distribución. Este año ha disminuido el número de festejos.

Originalmente, el Ayuntamiento no tenía previsto adquirir nuevas entradas de toros ya que optó por un sistema indirecto de apoyo: abonar un alquiler por la plaza de toros, del que puede hacer uso casi como si fuese municipal, por 244.000 euros a lo largo de dos anualidades. El perceptor de esta cantidad es la sociedad propietaria de la plaza de toros, la cual usa para la celebración de actividades municipales o apoyadas por el Ayuntamiento.

About these ads